Saltar al contenido

Privacidad de Bitcoin: mejores prácticas

“Existe un ámbito sagrado de privacidad para cada hombre y mujer en el que hace sus elecciones y decisiones, un ámbito de sus propios derechos y libertades esenciales en el que la ley, en términos generales, no debe inmiscuirse”. – Geoffrey Fisher, arzobispo de Canterbury (1959).

Hace poco tiempo atrás, el modo predeterminado de Internet era el texto sin cifrar. Todos podían espiar al resto de las personas y no mucha gente lo consideró. Las divulgaciones de vigilancia global de 2013 cambiaron eso y, hoy en día, los protocolos de comunicación segura y el cifrado de extremo a extremo se están convirtiendo en la norma.

Si bien Bitcoin está entrando en su adolescencia, estamos, hablando metafóricamente, todavía en la era del texto sin formato de la moneda naranja. Bitcoin es radicalmente transparente por naturaleza, pero hay formas significativas de proteger su privacidad. En este artículo queremos destacar algunas de estas formas, discutir las mejores prácticas y brindar consejos prácticos tanto para los recién llegados como para los bitcoiners.

Por qué la privacidad es importante

“La privacidad es necesaria para una sociedad abierta en la era electrónica. La privacidad no es secreto. Un asunto privado es algo que uno no quiere que todo el mundo sepa, pero un asunto secreto es algo que no quiere que nadie sepa. La privacidad es el poder de revelarse selectivamente al mundo ".

Con estas poderosas palabras Eric Hughes abrió su Manifiesto de Cypherpunk en 1993. La diferencia entre privacidad y secreto es sutil, pero importante. Elegir permanecer en privado no implica que uno tenga secretos o algo que esconder. Para ilustrar esto, simplemente date cuenta de que lo que haces en el baño o en el dormitorio no es ilegal ni secreto (en la mayoría de los casos), pero cierras la puerta y corres las cortinas.

De la misma manera, la cantidad de dinero que tienes y dónde lo gastas no es necesariamente un asunto secreto. Sin embargo, debería ser privado. La mayoría estaría de acuerdo en que su jefe no debería saber cómo decide gastar su salario.

Muchos organismos internacionales reconocen la importancia de la privacidad. Desde la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre hasta las Naciones Unidas, se reconoce que la privacidad es un derecho humano fundamental en todo el mundo.

«Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra y reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques». Artículo 12 de la Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Bitcoin y privacidad

A pesar de que Bitcoin fue descrito a menudo como un método de pago anónimo por los primeros proponentes y por los medios de comunicación, es todo lo contrario. Bitcoin tiene un seudónimo en el mejor de los casos y, a partir de hoy, asegurarse de que tus identidades seudónimas de bitcoin no puedan ser vinculadas a tu identidad del mundo real resulta difícil para la mayoría de las personas.

Bitcoin es un sistema abierto. Su libro de contabilidad público puede ser inspeccionado y estudiado por todos. Por lo tanto, cada transacción que esté introducida en su cadena de prueba de trabajo estará expuesta mientras exista Bitcoin: la eternidad. No seguir las mejores prácticas de privacidad ahora puede tener repercusiones negativas en el futuro.

La privacidad, como la seguridad, es un proceso y es difícil, pero no imposible. Se continúan desarrollando herramientas para ayudar a preservar la privacidad mientras se usa Bitcoin y, afortunadamente, la mayoría de estas herramientas se vuelven más fáciles de usar con el tiempo. Desafortunadamente, no existe una panacea. Hay que mantenerse al tanto de las compensaciones y seguir las mejores prácticas a medida que evolucionan.

Prácticas recomendadas de privacidad

Al igual que con todo en Bitcoin, tomar el control de tu privacidad es un proceso gradual y paso a paso. Aprender e implementar estas mejores prácticas requiere paciencia y responsabilidad, así que no se desanime si parece abrumador al principio. Cada paso, por pequeño que sea, es un paso en la dirección correcta.

Los siguientes son pasos prácticos que puedes tomar para aumentar su privacidad:

  • Custodie sus monedas
  • No reutilice direcciones
  • Minimice la exposición a procesos KYC (Conozca a su cliente)
  • Minimice la exposición a terceros
  • Ejecute su propio nodo
  • Utilice Lightning Network para transacciones pequeñas
  • No use exploradores de bloques públicos
  • Use CoinJoin temprano y con frecuencia

Auto-custodie sus monedas: no son sus llaves, no es su bitcoin. Si alguien más está manejando su bitcoin por usted, sabe todo lo que hay que saber sobre estas monedas: montos, historial de transacciones, transacciones futuras, etc. Tomar la auto-custodia de sus monedas es el primer y más esencial paso.

No reutilice direcciones: la reutilización de direcciones destruye la privacidad tanto del remitente como del destinatario. Debe evitarse a toda costa.

Minimice la exposición a KYC: vincular su identidad del mundo real a sus direcciones de bitcoin es un mal necesario en la mayoría de las jurisdicciones. Si bien la efectividad de estas regulaciones es cuestionable, las implicaciones para los usuarios habituales son en su mayoría negativas, como han demostrado una multitud de filtraciones de datos. Si elige utilizar las rampas de entrada o salida de KYC, asegúrese de comprender la relación entre usted y el servicio en cuestión. Usted está confiando en este servicio con sus datos personales, incluida la seguridad futura de estos datos. Si aún obtiene ingresos denominados en moneda fiduciaria, le recomendamos que utilice un servicio exclusivo de bitcoin que le permita ejecutar compras automáticas recurrentes en su nombre. Swan Bitcoin es un servicio de este tipo. Si desea omitir KYC por completo, eche un vistazo a solo no-KYC.

Minimice la exposición a terceros: los terceros de confianza son agujeros de seguridad. Si puede confiar en sí mismo en lugar de terceras partes confiables, debería hacerlo.

Ejecute su propio nodo: no es su nodo, no son sus reglas. Ejecutar su propio nodo es esencial para usar Bitcoin de manera privada. Cada interacción con la red Bitcoin es facilitada por un nodo. Si no tiene el control de este nodo, todo lo que esté haciendo lo verá el nodo con el que está interactuando. Esto significa que quien tenga el control del nodo puede ver lo que está haciendo. Esta guía de nodos es un gran recurso para comenzar.

Utilice la red Lightning para transacciones pequeñas: la naturaleza fuera de la cadena de la red Lightning aumenta la privacidad transaccional de sus usuarios sin tener que pasar por demasiados obstáculos. A pesar de que todavía es temprano, es probable que los días de uso absolutamente imprudentes de la Lightning Network hayan quedado atrás. Usarlo para transacciones pequeñas y medianas puede ayudar a mejorar tanto su privacidad como su huella de tarifas.

No use exploradores de bloques públicos: buscar direcciones en exploradores de bloques públicos vinculará esas direcciones con su dirección IP, que, a su vez, puede vincularse a su identidad real. Los paquetes de software como Umbrel y myNode facilitan la ejecución de su propio explorador de bloques. Si tiene que usar un explorador de bloques público, asegúrese de enmascarar su dirección IP conectándose a ellos a través de Tor, o al menos use una VPN.

CoinJoin temprano y con frecuencia: debido a que Bitcoin es para siempre, el uso de las mejores prácticas transaccionales, como las transacciones colaborativas de CoinJoin, garantizará que su privacidad esté protegida en el futuro. Si bien las transacciones de CoinJoin están matizadas, existe un software fácil de usar para ayudarle a crear y automatizar este tipo de transacciones. Whirlpool de Samourai es una gran solución para los usuarios de Android, por ejemplo. También está JoinMarket, que, gracias a proyectos como JoininBox, se puede configurar con bastante facilidad en su propio nodo. Tenga en cuenta que Swan ofrece la posibilidad de retirar automáticamente sus bitcoin, permitiéndole automatizar este proceso casi por completo.

Conclusión

Todos deberían esforzarse por usar bitcoin de una manera más privada. La privacidad no es secreto. La privacidad es un derecho humano y todos debemos proteger y ejercer este derecho. Es difícil eliminar información de Internet; es imposible eliminar información del libro mayor público de Bitcoin.

Aunque lejos de ser perfectas, existen herramientas que facilitan el seguimiento de las mejores prácticas de privacidad. Hemos resaltado algunas de estas herramientas y, a medida que se activen nuevas mejoras como Taproot y Schnorr, estas herramientas, así como las garantías de privacidad de Bitcoin, sin duda mejorarán.

La operación de Bitcoin no se corresponde bien con los conceptos tradicionales. Preguntas como «quién posee este dinero» o «de dónde es» se vuelven difíciles de responder en la mayoría de las circunstancias y absolutamente sin sentido en otras.

Satoshi diseñó Bitcoin pensando en la privacidad. En el nivel del protocolo, cada transacción de bitcoin es un proceso de «fundición» que deja atrás solo migajas de pan heurísticas. Al protocolo no le importa de dónde vinieron los sats. Tampoco le importan las identidades o la propiedad del mundo real. Solo se preocupa por la validez de las firmas.

Y mientras el discurso sea libre, firmar un mensaje, en privado o no, no debe ser un delito. 

Este artículo fue coescrito por Matt Odell, un defensor independiente de bitcoin y defensor de la privacidad.


Recursos adicionales


Este artículo fue traducido por Emily Faria. Consulta la versión en inglés en la Fuente Original.


Sobre el Autor

  • Bitcoiner e ingeniero de software, escribe palabras y código para Bitcoin. Autor de 21 Lessons, uno de los libros más recomendados entre los bitcoiners. Ha lanzado varios proyectos en el espacio bitcoin y actualmente trabaja en su segundo libro, 21 Ways. El enfoque principal de GiGi es la privacidad, la seguridad, el software libre y la educación.