Saltar al contenido

Bitcoin ya ha ganado

El mundo aún no se ha dado cuenta.

Bitcoin ha ganado.

Nunca ha habido un activo más seguro, escaso, valioso, transportable, descentralizado e interconectado en toda la historia de la humanidad.

Es más móvil que el oro. Se aprecia más rápido que la propiedad privada. Su oferta es fija a diferencia de las acciones y los bonos. Su red de pago es más rápida y económica que la de Visa.

Su base de usuarios está creciendo más rápido que la de Internet en los años noventa. Asimismo, su capitalización de mercado es de un poco más de mil millones de dólares. Tiene un enorme potencial alcista. Ya es demasiado grande para fallar.

Y, sin embargo, los escépticos siguen repitiendo el mismo viejo ciclo FUD (siglas en inglés para comentarios que incentivan miedo, incertidumbre y duda). Para combatir este tipo de actuaciones me detendré a explorar.

 

Bitcoin es una red ferroviaria en el ciberespacio

¿Qué es «más ecológico», conducir al trabajo o tomar el tren?

Obviamente, el tren, ¿verdad?

Pero, ¿qué pasa si se tiene en cuenta el consumo total de energía de la construcción de una red ferroviaria completamente funcional y conectada? Se necesitaron décadas y miles de millones de dólares (el dinero es energía) para crear una red ferroviaria que todos puedan usar por una fracción del costo.

Eso es Bitcoin: una red ferroviaria en el ciberespacio.

La energía utilizada para crear esta red masiva, segura, descentralizada y redundante es enorme. Pero solo cuando se ve de forma aislada. Cuando esté completa, y casi lo está, permitirá que cualquier persona envíe dinero a cualquier otra persona en cualquier lugar y en cualquier momento casi sin costo alguno.

Es energía monetaria pura y sin fricciones que fluye entre las partes a través de los rieles de bitcoin. Ultrarrápido, ultra seguro, ultra confiable.

Imagínese intentar enviarle a su amigo en Bután una barra de oro a las 12:45 pm de un domingo.

Bitcoin hace esto en un segundo.

 

Bitcoin desbloquea energía atrapada

Todo es materia o energía. Y los humanos necesitan energía para sobrevivir. Siempre hemos convertido la energía de una manera a otra.

Tome la electricidad, por ejemplo. La electricidad no se puede transportar a más de 500 millas; este es un límite estricto. Entonces, cuando las poblaciones humanas florecieron en ciudades a lo largo de la historia (Nueva York, Bombay, Londres, París, Singapur), hubo que transportar electricidad a ellas. Y debido al límite estricto, construimos centrales eléctricas.

Expandimos tanta energía para llevar energía a las personas.

Pero hay energía atrapada en la tierra en lugares que son completamente inhabitables: arroyos, mares, desiertos, bosques, géiseres, casquetes polares…

¿Qué pasaría si pudiera convertir la energía cinética de una cascada remota en medio de una parte deshabitada de la selva amazónica en electricidad? ¿Y usar eso para alimentar un rig minero de Bitcoin?

Ahora ha convertido la energía renovable natural en un activo. Ahora multiplique eso por mil millones. Hay mil millones de fuentes de energía atrapadas en nuestro planeta que ignoramos simplemente porque no vivimos cerca de ellas.

Una red renovable, no intrusiva y totalmente descentralizada de rigs de Bitcoin que se alejan para crear una red de activos descentralizada y segura. Potenciada por la Madre Naturaleza.

No necesitamos esta electricidad para alimentar nuestros hogares porque nadie vive allí. ¿Qué tal si la empleamos para extraer bitcoins?

 

Más energía no significa más Bitcoin

Oye, si Bitcoin es realmente tan valioso, ¿por qué no usamos todos los chips de computadora del planeta para hacer una cosa: extraer Bitcoin?

¿No significará esto que podemos extraer más y ganar dinero y hacernos ricos? ¿No es eso lo que hicimos con la fiebre del oro?

Bueno, no, no puedes. Gracias a la belleza del «ajuste de dificultad».

Mira, a diferencia del dinero fiduciario que se puede conjurar de la nada (recuerde que el dinero ES energía. Y la energía no se puede crear ni destruir. El dinero fiduciario rompe la primera ley de la termodinámica y, por lo tanto, es falso), la cantidad de bitcoin que se pueden minar es  fija.

Cuando usted «mina», se le recompensa por su trabajo en Bitcoin. Solo puede extraer una cantidad fija de Bitcoin en un ciclo particular. Y esta recompensa se reduce a la mitad cada cuatro años.

A medida que más y más mineros se acumulan con su hardware de supercomputación en esta fiebre del oro digital, el algoritmo de Bitcoin ajusta automáticamente la dificultad para dificultar la extracción de la cantidad fija de Bitcoin.

Cuando China prohibió la minería de Bitcoin hace unos meses, el 50% de la red de minería de Bitcoin se cayó. El ajuste de dificultad automáticamente hizo más fácil  para el resto de los mineros extraer el bitcoin.

Ves, es una ingeniosa función de incentivo, demanda, oferta y poder de cómputo. Y sucede de forma autónoma. Y funcionó como un encanto.

¿Crees que Google enfrentaría algún problema si el 50% de su potencia informática se apagara durante la noche?

 

Bitcoin es la red informática más segura del planeta

Bitcoin nunca ha sido hackeado. 12 años y contando.

Sus mejores armas: descentralización y redundancia.

Cada nodo de Bitcoin tiene una copia de la blockchain que tienen todos los demás nodos. Entonces, si desea editar o hackear la blockchain de Bitcoin tendrá que lograr que el 51% de toda la red mundial de minería de bitcoin esté de acuerdo con usted.

No puedes porque no lo estarán.

Ves, la minería no solo genera más Bitcoin. También protege la red a través de la descentralización y la redundancia. Entonces, los mineros están incentivados a extraer Bitcoin y, como subproducto, cada bitcoiner gana.

Si desea prohibir Facebook, llame a Zuckerberg. ¿A quién llamas para apagar Bitcoin? Eso es correcto. Nadie. O a todos.

Hay mucho más miedos, incertidumbres y dudas que desmentiré en los próximos días. Esto fue simplemente una muestra.

Bitcoin es una madriguera del conejo que nunca termina. Se basa en economía, ecología, teoría de redes, informática, matemáticas, ciberseguridad y teoría de juego. Cuanto más excaves, más encontrarás.

Es un tesoro de mil millones de dólares que el 99% del mundo no posee. Pero tú puedes.

¿Por qué esperar?


Este artículo fue traducido por Camo_Rai-PoW. Consulta la versión en inglés en la Fuente Original.


Sobre el Autor

  • Arquitecto y analista de redes móviles. Se describe como hablador, desenfadado, trotamundos, quijotesco, polémico, cambiador de ideas, bebedor de té y nerd.